Súmate a la R

La R de RECICLAR

¿QUÉ ES UN RESIDUO?

La Ley 22/2011, de 28 de julio, de residuos y suelos contaminados, en su artículo 5 “define el residuo como cualquier sustancia u objeto que su poseedor deseche o tenga la intención o la obligación de desechar. Los residuos domésticos son aquellos generados en hogares como consecuencia de las actividades domésticas. Se consideran también residuos domésticos los similares a los anteriores generados en servicios en industrias. Se incluyen también en esta categoría  los residuos que se generen en los hogares de aparatos eléctricos y electrónicos, ropa, pila, acumuladores, muebles, enseres así como los residuos y escombros procedentes de obras menores de construcción y reparación domiciliaria.

Tendrán la consideración de residuos domésticos los residuos procedentes de limpieza de vías públicas, zonas verdes, áreas recreativas y playas, los animales doméstico muertos y los vehículos abandonados”.

¿CUÁNTOS RESIDUOS PRODUCIMOS?

Cada habitante de la Mancomunidad del Noroeste produce al día 1,5 kg de basura, la generación de esta gran cantidad de residuos diarios (1,5 kg/basura x 1.885.885 hab.) origina  graves problemas medioambientales y está  en nuestra mano ayudar a minimizarlo.

Si queremos cuidar la salud de nuestro planeta y la de nuestros hijos, debemos reducir al máximo la generación de basura. Con ello evitaremos la emisión de gases contaminantes, permitiremos el ahorro de materias primas y disminuiremos el gasto de energía y agua.

 

LAS 5R O CÓMO EVITAR O DISMINUIR LA GENERACIÓN DE RESIDUOS

La educación y concienciación ciudadana son el factor primordial para conseguir este objetivo. Debemos aprender hábitos de consumo más saludables para nuestro planeta, los residuos producidos deben ser más sustentables con el medio ambiente. Para lograr este fin debemos cumplir con la regla de las cinco erres (5R) de la ecología:

 

1.- RECHAZAR

Rechazar es tener valores ambientales. Es el primer paso para convertirse en un ciudadano consciente y comprometido con el cuidado del medio ambiente. A día de hoy, tenemos gran cantidad de información para investigar y evaluar si un producto o servicio es respetuoso con nuestra salud y con el medio ambiente y reemplazarlo por otro con las mismas prestaciones y que sea biodegradable o respetuoso con él.

Hay múltiples ejemplos en nuestro día a día. Debemos repensar si aceptar regalos promocionales que acaban en la basura casi inmediatamente o, en el súper, si debemos comprar alimentos con envoltorios plásticos o cartón que, en muchos casos, son innecesarios  y que después hay separar y reciclar en nuestras casas.

 

2.- REDUCIR

La reducción podemos lograrla de dos formas:

  • Reduciendo el consumo: seleccionando en la compra artículos que contengan menos embalajes o envases. Si compramos solo lo que nos hace falta, además de ayudar a nuestra economía también reducimos el consumo de energía y las materias primas utilizadas en la fabricación de los productos; así como su huella de carbono o las emisiones de gases de efecto invernadero producidas durante su proceso de fabricación y transporte (hasta su punto de venta).
  • Además hay que tener siempre presente la reducción del residuo en sí mismo, ya que el mejor residuo es el que no se produce.

 

3.- REUTILIZAR

Significa alargar la vida útil de un producto para el mismo o distinto fin. Ejemplos de reutilización son la compra de productos que no son de usar y tirar, aquellos que se reparan para un mismo uso u otro diferente. Por ejemplo, priorizar el uso de recipientes como tarros, vasos, etc. que sean de vidrio u otro material reutilizable, en lugar de materiales de un solo uso. Favorecer el uso de bolsas de tela u otro material reutilizable frente a las de plástico, utilizar las dos caras de un papel, etc.

 

4.- REPARAR

Casi cualquier objeto o producto puede tener una segunda vida reparándolo si está estropeado, dándole un nuevo uso o, simplemente, vendiéndolo, regalándolo o donándolo a un nuevo propietario que pueda sacarle provecho. Reparar, además de ser ecológico, también es económico.

Nuestra conducta debe alejarse del modelo consumista de usar y tirar y apostar por la economía circular para ayudar a no seguir sumando desechos innecesarios.

 

5.- RECICLAR

A través del reciclado permitimos que la materia prima de un producto desechado (residuo) se utilice para la fabricación de otro nuevo, igual o distinto al inicial. Podemos reciclar el 80% de los productos que creamos, tales como el papel, vidrio, cartón o plástico.

Los municipios nos facilitan la labor de reciclar los materiales en los distintos contenedores establecidos para este fin, para ello debemos:

  • Elegir productos y envases reciclables.
  • Separar correctamente los residuos en nuestros hogares, para su reciclaje posterior.

 

Debemos de ser conscientes que nuestras acciones cotidianas, tienen una gran influencia en el medio ambiente. La solución a los problemas ambientales está en nuestras manos, estas cinco R solamente son un paso más para cuidar nuestro planeta. ¡Ayúdanos a conseguirlo!

 

 

CONTACTA CON NOSOTROS

MANCOMUNIDAD DEL NOROESTE
AVDA. ESPAÑA 23 PLANTA 2 OFICINA 3
28100 ALCOBENDAS (MADRID)
tesoreria@mancomunidaddelnoroeste.org
911927121